sábado, 13 de septiembre de 2014

CUENTO PARA DORMIR Y SOBRE TODO PENSAR

El otro día ojeando mi muro del FACEBOOK, me encontré este precioso cuento, que como ya sabeis tanto me gustan, y decidí colocarlo aqui en mi blog,y quiero compartirlo con vosotros que estoy segura de que os gustará .Ahi va:
El cielo y el infierno
Un hombre, su caballo y su perro, caminaban por un sendero. Al pasar cerca de un árbol gigantesco, cayó un rayo, y los tres murieron fulminados.
Pero el hombre no se dio cuenta de que ya había dejado este mundo, y siguió caminando con sus dos animales (a veces a los muertos les lleva un tiempo ser conscientes de su nueva condición...)
La caminata se hacía muy larga, colina arriba, el sol era de justicia, y todos terminaron sudados y sedientos. Necesitaban desesperadamente agua. En una curva del camino, avistaron una puerta magnífica, toda de mármol, que conducía a una plaza adoquinada con bloques de oro, en cuyo centro había una fuente de donde manaba un agua cristalina.
El caminante se dirigió al hombre que guardaba la entrada:
- Buenos días.
- Buenos días – respondió el hombre.
- ¿Qué lugar es éste, tan bonito?
- Esto es el cielo.
- Pues qué bien que hemos llegado al cielo, porque nos estamos muriendo de sed.
- Usted puede entrar y beber toda el agua que quiera.
Y el guarda señaló la fuente.
- Mi caballo y mi perro también tienen sed.
- Lo siento mucho, pero aquí no se permite la entrada de animales.
Al hombre aquello le disgustó mucho, porque su sed era grande, pero no estaba dispuesto a beber él solo; dio las gracias y siguió adelante. Tras mucho caminar, ya exhaustos, llegaron a una finca que tenía por entrada una vieja portezuela que conducía a un camino de tierra, bordeado por árboles en sus dos orillas.
A la sombra de uno de los árboles, había un hombre tumbado, con la cabeza cubierta con un sombrero, posiblemente durmiendo.
-Buenos días – dijo el caminante.
El hombre apenas respondió meneando la cabeza.
-Tenemos mucha sed, mi perro, mi caballo y yo.
-Hay una fuente en aquellas piedras – dijo el hombre señalando el lugar -. Pueden beber cuanto les plazca.
El hombre, el caballo y el perro fueron a la fuente y mataron su sed. A continuación, regresó para dar las gracias.
-A propósito, ¿cómo se llama este lugar?
-Cielo.
-¿Cielo? ¡Pero si el guarda de la puerta de mármol dijo que el cielo era allá!
-Eso no es el cielo, es el infierno.
El caminante se quedó perplejo.
-¡Pero ustedes deberían evitar eso! ¡Esa falsa información debe causar grandes trastornos!
El hombre sonrió:
-De ninguna manera. En realidad, ellos nos hacen un gran favor. Porque allí se quedan todos los que son capaces de abandonar a los mejores amigos...
A mi me pareció precioso este cuento, y como no la reflexión que podemos hacer con él.
Nadie que se crea amigo, esa palabra tan dulce y fácil de pronunciar y que tanto significado encierra, abandonaría a sus amigos, en este caso era por calmad la sed y en la vida real de cada uno de nosotros , pues en todos los malos momentos.
Si yo tuviera que hacer reflexión sobre mi vida y mis amigos, tendría que sentirme orgullosa de valorar muchisimo a los amigos y a la relación que comparto con ellos.
Espero que os haya gustado, y sobre todo que este trocito de texto nos invite a plantearnos algo tan bonito como el poder de la amistad
Un beso para todos
María Jesus

miércoles, 16 de julio de 2014

CON EL PASO DEL TIEMPO HE APRENDIDO

El otro día ojeando Facebook, dejaron en mi muro un texto de esta actriz, que me encanta como trabaja en las películas, y que creo que puede ser el tema para una reflexion.

"Ya no tengo paciencia para algunas cosas, no porque me haya vuelto arrogante, sino simplemente porque llegué a un punto de mi vida en que no me apetece perder más tiempo con aquello que me desagrada o hiere. 
No tengo paciencia para el cinismo, críticas en exceso y exigencias de cualquier naturaleza.
 Perdí la voluntad de agradar a quien no agrado, de amar a quien no me ama y de sonreír para quien no quiere sonreírme. 
Ya no dedico un minuto a quien miente o quiere manipular. 
Decidí no convivir más con la pretensión, hipocresía, deshonestidad y elogios baratos. No consigo tolerar la erudición selectiva y la altivez académica.
 No me ajusto más con la barriada o el chusmerío.
 No soporto conflictos y comparaciones. 
Creo en un mundo de opuestos y por eso evito personas de carácter rígido e inflexible. En la amistad me desagrada la falta de lealtad y la traición.
 No me llevo nada bien con quien no sabe elogiar o incentivar.
 Las exageraciones me aburren y tengo dificultad en aceptar a quien no gusta de los animales. 
Y encima de todo ya no tengo paciencia ninguna para quien no merece mi paciencia" 

(Meryl Streep).

Y es verdad, porque con el paso del tiempo aprendemos a tomarnos las cosas de otra manera, y lo que en un momento dado podía parecerte lo mejor del mundo,ahora y según los acontecimientos, los detalles o simplemente porque las personas cambiamos, nos puede resultar algo pasable o simplemente "del montón".
Con la edad por una parte aprendemos a ser mas selectivo para los sitios que visitamos, lugares donde nos encantaba ir ahora nos resultan casi inaguantables por el ruido, o por el tipo de personas que los visitan.
Somos menos pacientes con lo que te incomoda, no luchas por retener algo que ves que se está escapando, porque aprendemos a ver que lo que se te va de las manos, es quizás porque no quiere permanecer contigo.
Con la edad nos gusta conservar los amigos, recordar junto a ellos los buenos momentos y compartir momentos que son únicos, precisamente porque la buena amistad es la que perdura pasando buenos y malos momentos.
Con la madurez de la vida esperas cosas que en la juventud son impensables, aprendes que la diplomacia llega un momento que se convierte en una tortura, y que no siempre lo mejor es entrar en discusiones o tampoco doblegarse ante lo que no tiene solución.
Y en la amistad como dice la actriz en su texto, me desagrada la falta de lealtad y la traición, pero yo mas que esas dos cosas que considero que en la amistad no puedan existir iría mas lejos, no tolero y sobre todo me apena el saber que los amigos pueden cambiar tanto que no los reconoces, o puede ser que con el paso del tiempo las personas cambiamos tanto que no nos damos cuenta de que no somos los mismos.

Un saludo a mis seguidores y a mis compañeros blogueros, espero vuestros comentarios

María Jesús

sábado, 7 de junio de 2014

MI CUMPLEAÑOS

El día 29 de Abril fue mi cumpleaños, como es habitual en mi grupo de amigos estuvimos reunidas celebrándolo. No lo celebramos el mismo día, pero eso no importaba ya que el día señalado, no podíamos estar todas juntas y como yo últimamente estoy bastante atareada pues no me importó cambiarlo.

A medida que van pasando los años, me siento un poco mas madura en todos los aspectos, no solamente en el del DNI, sino en tratar las cosas de otra forma.
Toda la vida he sido un poco "rabo de lagartija y paciencia 0 patatero" y creo que ahora voy pensando mas las cosas y la forma de realizarlas, aun tengo una asignatura pendiente y es la de darle a cada cosa la importancia que tiene, pero eso para mi es muy difícil por la razón que acabo de enumerar y tengo que aprenderlo poco a poco.
Bueno pues como iba diciendo, nos juntamos para celebrar mi cumpleaños todo nuestro grupo de amigas y también nos acompañó Basi, que es una amiga común de todas que conocimos en la Piscina de La Chana, y también vino Mónica .

Pasamos un buen rato tomándonos una cervecita, mas tarde comimos y hasta después nos invitaron a un cava buenísimo, y como colofón un chupito y café con pastelillos (todo un pecado mortal para la operación bikini, pero bueno un día es un día).


 Lo que quiero aquí señalar, además de agradecer muchisimo a mis amigas sus regalos, es la idea del rato que compartimos, fue algo muy bueno, estuvimos charlando, riéndonos, y el estar juntas que tanto nos gusta y que tanto  carecemos últimamente.





Yo, en primer lugar fallo muchisimas veces porque mi vida se ha complicado enormemente por causas familiares, pero creo que estamos perdiendo la chispa que teníamos hace tiempo, las ganas de reunirnos eran tan grandes que" descuidábamos algunas veces algunas cosillas" y no faltábamos a las citas, y ahora no nos pasa lo mismo.

Es posible que con la salida de Mary de nuestro grupo, y aunque ninguna lo dice, estamos un poco tristes y es que nos falta ella. Puede ser que nuestro carácter este cambiando por estar sometidas todas a diferentes problemas y situaciones estresantes, puede ser que estemos cambiando por el paso del tiempo, pero lo que se es que yo agradezco estas reuniones porque me aportan energía y optimismo, y por eso no lo deberíamos de olvidar.

Cada día para mi hoy por hoy es un reto, y a la vez que tengo que pasarlo con todas las dificultades que se me presentan, necesito hablar con ellas, con mi grupo de amigas, y aunque me está costando muchisimo acostumbrarme a no tener a Mary quiero seguir con ellas como al principio con la vitalidad que me aportaba y con la ilusión que le poníamos a todo.

Nuestra reunión terminó a media tarde, nos fuimos a casa con la sensación de haber disfrutado de una terapia de grupo sin movernos practicamente del asiento.
Espero que estas situaciones se repitan y que no perdamos la chispa que teníamos.

A mis queridas María Angustias, Ana, María José, Carmen y Basi un beso muy grande por hacerme pasar un día tan bueno y a mis seguidores blogueros un saludo
María Jesús

miércoles, 12 de marzo de 2014

NUESTRA VISITA A LA ABADIA DEL SACROMONTE

Hace unos días con nuestra clase de Informática, visitamos la Abadía del Sacromonte.


Yo ya había estado allí en varias bodas, pero esta visita fue totalmente diferente.
 Tuvimos una guia estupenda y aunque en un primer momento pareció que por culpa del tiempo y por las fotos que tanto nos gusta hacernos, la visita iba a ser un poco rápida, luego resultó ser muy amena.

Allí pudimos ver numerosos libros, oír historias de cuando aquel lugar era donde los futuros abogados adquirían sus conocimientos para desempeñar su trabajo, y por aquellos patios , yo imaginaba sus rincones de estudio y meditacion.

Me hicieron  mucha gracia, algunas de las anécdotas que nos contó la guia.

 Me sorprendió ver las fotos de Orlas de los licenciados en Derecho de aquellos tiempos, todos hombres, por supuesto!!( las mujeres no podíamos acceder a este tipo de educación), y tan "de negro", en fin fueron un par de horas muy amenas y agradables.

Nuestro profe hizo un montón de fotos y disfrutamos del paisaje dentro y fuera de la Abadía.

Pasamos un rato con nuestros compañeros, nos hicimos fotos y hablamos y sacamos nuestras propias conclusiones de esta salida.

Como todas las visitas que se programan, no podía salir mal porque se cuidan los detalles al máximo, horarios, numero de personas por grupo, entornos interesantes y  todo estudiado con esmero y cariño hacia nosotros, los alumnos.
Por eso una vez mas reitero mi agradecimiento a los organizadores y mi ánimo para que lo sigan haciendo así de bien; y un saludo a nuestro profe por aportarme para este texto de mi blog las fotos que nos tomó a nuestro grupo de amigas y nuestro compañero Diego.

Un saludo a mis seguidores blogueros

María Jesús

martes, 25 de febrero de 2014

LA HUMILDAD

Hoy ojeando mi Facebook, he encontrado este cuento que había puesto un familiar mio desde Valladolid y me ha gustado mucho, bueno como casi todos los cuentos que pasan por mi mano, y me he decidido a transcribirlo, para leerlo y hacer un comentario sobre él.
Dice asi:



En un paseo rutinario y de niña.
Caminaba con mi padre, cuando él se detuvo en una curva y después de un pequeño silencio me preguntó:


- Además del cantar de los pájaros, ¿Escuchas alguna cosa más?
Agudicé mis oídos y algunos segundos después le respondí:
- Estoy escuchando el ruido de una carreta…..
- Eso es, dijo mi padre.
Es una carreta vacía…


Pregunté a mi padre:


¿Como sabes que es una carreta vacía si aún no la vemos?


Entonces mi padre respondió:


Es muy fácil saber cuando una carreta está vacía, 
por causa del ruido.
Cuanto más vacía está la carreta, mayor es el ruido que hace.


Ha pasado el tiempo y


Me convertí en adulta y hasta hoy, cuando veo a una persona
hablando demasiado, interrumpiendo la conversación de todos, siendo inoportuna, presumiendo de lo que tiene, sintiendo prepotente y haciendo de menos a la gente, tengo la impresión de oír la voz de mi padre diciendo:

 "Cuanto más vacía está la carreta, mayor es el ruido que hace."
Una buena lección de HUMILDAD.




Yo creo que en esta vida hay que ser humildes, porque siempre tenemos algo que aprender, algo que callar y sobre todo algo que perdonar.

En mi trabajo hay veces que tengo que aprender de mis niños del cole, son niños de hasta doce años y a menudo pienso que si nos fijasemos en los niños tendriamos mucho que imitar.

La persona humilde es buerna de corazón, suele ser solidaria y también agradecida y eso es fundamental en la vida.

En el cuento dice el padre, bueno mejor dicho, asegura que la carreta viene vacia porque suena y en efecto hay veces que las personas nos tenemos que hacer notar para no pasar desapercibidas porque no tenemos en realidad nada que enseñarle al mundo, y mucho menos algo para ofrecer a los demás. 

Esa es la verdadera humildad, el saber darse a los demás, ayudar sin necesitar nada a cambio, y no presumir de las cosas personales, porque esas son las que no valen nada.

Espero que os guste este cuento y espero también que me dejeis vuestros comentarios.

Un besillo a mis seguidores blogueros

Maria Jesus

miércoles, 15 de enero de 2014

PARA MI QUERIDA AMIGA MARY.

El día 6 de Enero mi corazón se fue contigo y después de tantos años compartiendo muchisimas cosas, momentos,alegrías y desgraciadamente penas; me has dejado aquí con todos tus recuerdos.
Gracias por haberme dado tantos buenos momentos, siempre estarás conmigo.
Te quiero
Maria Jesus

miércoles, 25 de diciembre de 2013

NUESTRA COMIDA DE AMIGAS EN EL ALBAYCIN

La semana pasada nos reunimos el grupo de amigas para comer en un sitio especial.
En otras ocasiones hemos ido a cualquier sitio, bueno cualquier no, a algún sitio sin determinación especial; pero esta vez nos apetecía ir a uno que fuera diferente, y después de buscar sitios apropiados que reuniesen las condiciones que queríamos, nuestra Ana en colaboración con María Angustias buscaron el Mirador de Morayma.

El sitio si no lo conocéis es un lugar privilegiado, primero por el lugar donde está y segundo por la calidez de los mini salones que tiene y que se prestan a poder hablar sin tener que levantar mucho la voz.


Fue una comida como me gusta a mi, pausada, comunicativa, entrañable..., que se yo, diría tantos calificativos positivos como se me ocurriesen y todos serían apropiados. La comida estuvo muy bien, todo estaba muy rico, y bien cocinado. La camarera que nos atendió se prestó a resolvernos las dudas que se nos presentaron y nos aconsejó estupendamente.

No faltó nada, allí pudimos bromear con las anécdotas de la blusa de María Angustias y también con la de María José, y como siempre que nos juntamos nos lo pasamos bien.


Este ha sido el preludio de la Navidad, que para todas nosotras encierra un tiempo de mucho trabajar con las cenas y comidas familiares.
Después nos fuimos a la tetería que estamos acostumbradas a visitar después de una comida de chicas y acabamos disfrutando de ver el alumbrado navideño del centro de Granada.
Quiero recordar este día, porque para mi fue una brisa de aire fresco, debemos de repetir estos momentos, porque en ellos no estamos sometidas a prisas, ni agobios.


Desde aquí quiero desearos todo lo mejor para vosotros y vuestra familia, que todo lo que deseis con fuerza y sinceridad se os cumpla y sobre todo que la salud sea el principal regalo de la vida que os traiga esta Navidad.


Un beso a mis amigas por "implicarme una vez mas" en estos eventos, un agradecimiento sincero a mi querida Ana por su regalo tan especial, un beso muy grande a María Angustias por alegrarme tanto en algunos momentos, una disculpa a María José por haberla tenido un poco olvidada , un abrazo muy fuerte a mi querida Carmen por ser tan positiva como es y un cariño muy grande a mi querida Mary porque es una mujer sin comparación.

Os quiero chicas.

María Jesús